Hoy en día podemos decir, que en un porcentaje amplio, cada vez más, los profesionales clínicos son más conscientes de la importancia de la tecnología CAD-CAM, debido a los buenos resultados y a la diversidad de materiales que utilizamos como: metales sinterizados, metales mecanizados, resinas y circonio, siendo éste último el material más demandado por su alta biocompatibilidad y su gran respeto hacia los tejidos blandos vecinos a los márgenes de las preparaciones dentarias.

Con esta técnica de CAD-CAM lo primero que realizamos es preparar el modelo de trabajo mediante muñones desmontables, luego escaneamos el modelo en su conjunto y pilar a pilar.

Posteriormente diseñamos la prótesis por medio de un software apropiado, mecanizamos o sinterizamos la estructura de la prótesis dándole finalmente la forma anatómica con la cerámica adecuada al material de la estructura.

Lo que perseguimos principalmente es un ajuste perfecto en las líneas de terminación de los pilares tallados en diente natural,y en la conexión entre el implante y la estructura de la prótesis consiguiendo lo que llamamos ajuste pasivo.

Con este sistema CAD-CAM, al poder ser mecanizados los metales, eliminamos los riesgos de estrés y distorsiones al no variar su estructura interna.